¡Robots no, autómatas! Los 9 más influyentes de la historia

Aunque a día de hoy el término «robot» parece acaparar todo lo relacionado con creaciones artificiales que parecen tener vida, a lo largo de la historia el término más utilizado ha sido el de autómata, del griego »con movimiento propio’.

Estos objetos comenzaron siendo algo destinado al entretenimiento, llegando a formar parte y a modificar, con el paso del tiempo, el sistema industrial y laboral. No es casualidad que robot signifique ‘esclavo‘, según Karel Capel, el primer autor en utilizar este término. Hagamos, por tanto, un repaso por los autómatas más influyentes.

1. Ave mecánica de Arquitas de Tarento.

Arquitas fue un filósofo y matemático del siglo IV a.C, amigo de Platón. Aunque es reconocido por sus estudios sobre geometría, también tuvo labores como político, consiguiendo colocar a Tarento como la ciudad más importante de la Magna Grecia.

Se le conoce, además, por crear un aparato con forma de ave. Este objeto estaba hueco por dentro y relleno de agua. Al acercarle una vela, el agua hervía, expulsando el vapor. Así, el artilugio movía las alas, pudiendo desplazarse unos 300 metros.

2. Artefactos de Filón de Bizancio.

En el año 280 a.C vino al mundo Filón, personaje al que se le atribuye la creación de una ingente cantidad de objetos como el muelle, el molino de agua, la ballesta automática y una lámpara de aceite que nunca se apagaba.

Pero resalta, por la imagen humana, su camarero autómata, que servía vino al acercarle la copa.

3. Caballero mecánico de Leonardo Da Vinci.

Sabemos que Leonardo era un genio, un hombre de grandes capacidades, entre ellas la realización de interesantes ingenios.

En 1495, Leonardo crea un objeto con forma de caballero, de una precisión anatómica apabullante, con la capacidad de sentarse, mover los brazos y girar el cuello. Desconocemos las pretensiones de Da Vinci al diseñar este autómata.

4. Pato de Jacques de Vaucanson.

Este francés del siglo XVIII influyó notablemente en la Revolución Industrial con su telar automático. Además, tuvo cierta fama al construir un autómata flautista que podía tocar hasta doce canciones. Jaques de Vaucanson era tan sofisticado que pretendía crear un material parecido a la piel humana para recubrir la figura.

Aunque quizás su invento más curioso sea el pato con aparato digestivo artificial. Podía comer granos, digerirlos y excretarlos. Usaba músculos artificiales y componentes químicos para digerir el grano. Y no sólo eso, ya que podía caminar, mover la cabeza y jugar con agua.

5. Teleautomaton de Nikola Tesla.

Siendo una de las personalidades más interesantes de las últimas décadas, Tesla es conocido por sus trabajos como ingeniero e inventor. Sus creaciones y estudios en torno a la corriente alterna contribuyeron al surgimiento de la Segunda Revolución Industrial. Nikola incluso consiguió transmitir energía eléctrica sin cables, pero su principal benefactor, J.P. Morgan, consideraba que si no se podía ganar dinero con ello no merecía apoyar el proyecto de la energía eléctrica inalámbrica.

En 1898, Tesla diseñó un barco que era capaz de codificar y descodificar ondas hertzianas, cosa que le otorgaba la capacidad de moverse. Los drones son hijos de este invento.

See Also
Artículo relacionado:  6 mujeres sanguinarias
5 razones por las que Canadá mola (y 1 por la que no)

6. Elektro de Joseph Barret.


Con dos metros de altura, está considerado como el primer robot, siendo presentado en 1939. Podía realizar 26 movimientos diferentes, usaba 700 palabras, fumaba, inflaba globos y podía distinguir entre luz roja y verde.

7. Unimate por George Devol.

Es el primer robot industrial, creado en 1953, para General Motors. Conseguía transportar piezas fundidas y conducirlas a la cadena de montaje, para luego soldarlas al vehículo. Este proceso era bastante peligroso, de ahí que la máquina fuese una solución para los accidentes laborales.

8. Asimo de Honda.

Aunque ya no se fabrica, la empresa nipona trabajó treinta años en su diseño, desde 1986 hasta 2018, buscando conseguir el robot perfecto para ser asistente sanitario. Aún así, los elementos más interesantes de este ingenio seguirán formando parte de nuevos proyectos de la compañía.

9. Atlas de Boston Dynamics.

La empresa estrella en la creación de robots de este siglo trabaja para las fuerzas militares de la OTAN. Entre otros diseños, han creado este androide capaz de conducir, cargar peso, abrir puertas, subir escaleras, usar martillos y hasta cerrar válvulas. La idea es que Atlas ayude en los procesos de búsqueda y rescate. El futuro ha llegado.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top