Juan Carlos I, el heredero

Pulsa para ampliar y pasa las imágenes

La familia real española ha respirado tranquila durante esta crisis sanitaria porque los medios apenas han tocado el escándalo más importante de la política española en los últimos años.⁣

Ahora que la tormenta pandémica parece que empieza a amainar, en Ignotocracia hemos querido preparar un reportaje para explicar las claves de nuestro corrupto y emérito rey: Propiedades ocultas en el extranjero, su amante y testaferro Corinna, su participación en el caso Nóos y la comisión de 100mill€ por el AVE a la Meca.




A la pregunta: ¿veremos a Juan Carlos sentado ante un juez? La respuesta podría ser afirmativa, dependiendo de los avances de la fiscalía suiza. En España, podría ser juzgado por delitos personales no vinculados a su actividad como monarca; también los cometidos después de su abdicación en 2014 (simplemente demostrándose que sigue teniendo una cuenta abierta o patrimonio no declarado). Su hijo Felipe, ahora rey, supo estos escándalos hace un año y cuando comenzó la pandemia aprovechó para anunciar que no quería la herencia de su padre. Mensaje trampa: no puede renunciar a una herencia antes de que se produzca el fallecimiento. Sigue siendo el legítimo heredero de dicho patrimonio.

Artículo relacionado:  Francisco de Asís de Borbón, rey de España
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top