Guerrilla Girls: Arte y Feminismo

Las Guerrilla Girls son un grupo de mujeres artistas, activistas, feministas y antirracistas que surgieron en la década de los años 80 dentro del contexto cultural norteamericano. Imbuidas por el afán de corregir y educar a la sociedad en la igualdad de sexo, comenzaron su producción artística con una estética derivada del Arte Pop, la cual había conseguido conquistar el corazón de la sociedad norteamericana con su estilo desenfadado y comercial desde su puesta en escena durante los años 50.

Desde el surgimiento de este colectivo, sus integrantes se han mantenido en el anonimato, cubriendo sus rostros con máscaras de gorilas y tomando sus nombres artísticos de mujeres célebres de la historia que no habían sido reconocidas como merecieron debido al hecho de ser mujeres. En el ámbito artístico, las Guerrilla Girls comienzan con una producción centrada en los carteles propagandísticos de carácter transgresor y reivindicativo, plasmando datos sobre los porcentajes de artistas mujeres que habrían expuesto en los principales museos de arte contemporáneo del momento.

Fotografía de grupo de las Guerrilla Girls. Fuente via: cultura.elpais.com

 

El colectivo toma su nombre de una controversia entre el termino “gorila”, que en la lengua inglesa se pronuncia de una forma que se asemeja bastante a la palabra “guerrilla”. A raíz de esta confusión, las Guerrilla Girls adoptaron una forma peculiar de transmitir sus mensajes a aquella sociedad, presentándose ante la cámara con sus rostros tapados y procediendo en una sola toma a exponer sus mensajes transgresores, evocadores de libertad y derechos para las mujeres, además de multitud de críticas al sistema cultural vigente. Este modo de presentación fue tomado de los grupos paramilitares colombianos junto a sus mensajes de protesta contra la discriminación de género o racial, creando gran revuelo en el panorama cultural de 1985.

En ese mismo año surge el grupo como tal, a raíz de las manifestaciones contra una de las exposiciones del MOMA (Museum of Modern Art de Nueva York). En esta exposición titulada: «An Internacional Survey of Painting and Sculpture», se mostraban obras de 169 artistas como muestras destacadas del arte contemporáneo, entre los que únicamente encontrábamos a 13 mujeres. Para combatir esta desigualdad, se congregan a las puertas del museo gran cantidad de personas ataviadas con máscaras de gorilas colapsando la entrada y los alrededores del edificio, siendo esta la primera aparición del grupo. A esta primera manifestación le siguieron otras acciones que pretendían poner en evidencia a todo el mercado artístico. Buscaron culpables de esta situación y señalaron a los galeristas, críticos y coleccionistas como los mayores responsables de estas desigualdades.

Su medio predilecto para llegar al público y su soporte son los carteles. La producción es fácilmente reconocible ya que todas mantienen una estética similar caracterizada por el uso de colores fuertes como el rosa y el amarillo, aunque también presentan trabajos en blanco y negro en los cuales la importancia recae sobre el mensaje y sobre las estadísticas en las que se apoyan para argumentarlos. Esta dinámica subversiva caló bien hondo en el ámbito cultural, tanto norteamericano como europeo, surgiendo gran cantidad de grupos imitadores que decían ser herederos del mensaje de las Guerrilla Girls.

Uno de sus trabajos más conocidos, cuyo cartel ha quedado como emblema indiscutible de su extensa obra propagandística, es el que situaron frente al Metropolitan Museum de Nueva York en 1989, el cual decía: “¿Tiene las mujeres que estar desnudas para entrar en el Met. Museum? Menos del 5% de los artistas que desarrollan su obra dentro del arte moderno son mujeres, pero un 76% de los desnudos son femeninos”. A través de la imagen más que reconocible de La Gran Odalisca de Dominique Ingres (1814) las Guerrilla Girls transmiten una crítica hacía esa visión de la mujer como objeto de deseo y sujeto pasivo, que se presentaba como una simple representación de algo bello. Para romper ese empeño del pintor del realismo académico parisino, la cara de La Odalisca fue cubierta con la máscara de gorila, seña de identidad del colectivo.

Artículo relacionado:  El 1 de octubre se hizo justicia
La Odalisca de las Guerrilla Girls. Fuente via: smoda.elpais.com

 

Conforme avanzamos en el desarrollo ideológico de las inquietudes sociales del colectivo la obra adquiere un carácter más general, añadiendo en su catálogo de afiches (carteles) temas de actualidad como la discriminación racial, el aborto, las violaciones y la pobreza. Fue en aquel momento cuando se internacionalizaron sus acciones de protesta contra los actos machistas, llegando incluso a crear unos premios ficticios con un carácter satírico que eran otorgados con el fin de dar a conocer los actos machistas y de violación de los derechos humanos de personajes importantes del momento, incluyendo a líderes políticos que van desde Silvio Berlusconi a Moshe Katsav, octavo presidente de Israel, acusados ambos de delitos de violación y acoso contra mujeres.

Cartel Los líderes de Estado. Fuente via: brooklynrail.org

 

See Also

Este grupo continuó su andanza por el panorama cultural de las dos últimas décadas del siglo XX, hasta que en el año 2000 cesó su producción y su activismo, aunque varios colectivos de nueva creación dieron un paso al frente y tomaron esas ideas tan transgresoras y necesarias para la sociedad, continuando así la labor de las nunca silenciadas Guerrilla Girls. Tres colectivos fueron los herederos de los mensajes de las Guerrilla, plasmándose la continuación del espíritu en actos como los ocurridos en la bienal de Venecia de 2005 donde se repartieron afiches irónicos en los que se felicitaba a los museos históricos de Venecia por poseer todos ellos obras de mujeres, aunque estas estuvieran conservadas en los sótanos, lejos de las miradas del público.

Es curioso ver cómo las obras de las Guerrilla Girls han terminado encasilladas dentro de los “White Cubes” que forman las salas del Museum of Modern Art de Nueva York, sirviendo de ejemplo vivo de la incansable lucha por la igualdad de género y racial, que a día de hoy sigue más viva que nunca. 

Fuentes:

http://guerrillagirlsbroadband.com/projects/workplace/heads-state
https://www.guerrillagirls.com/#open
http://www.mujeresenred.net/spip.php?article1566
https://www.laizquierdadiario.com.ve/Guerrilla-Girls-voces-feministas-en-el-arte
https://historia-arte.com/artistas/guerrilla-girls
http://www.rtve.es/alacarta/videos/metropolis/metropolis-guerrilla-girls/3057518/
https://www.moma.org/multimedia/video/16/162
https://www.artgallery.nsw.gov.au/collection/works/150.2014.57.a-b/

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top